4 Posturas de Yoga para hacer sentado en la oficina.

 

Si te pasas el día sentado en la oficina es normal que acabes con dolor de espalda y cuello u hombros rígidos y con dolor de cabeza.

Esto puedes evitarlo practicando yoga de forma regular liberando así las tensiones físicas, mentales y emocionales que te condicionan y limitan.

Hemos encontrado estas 4 propuestas de estiramientos para que las hagas sin salir de la oficina y sin necesidad de cambiarse de ropa. Aunque parecen unos movimientos muy simples, aportan muchos beneficios para el cuerpo.

 

 

@Mai Lyn Ngo

POSTURA “MONTAÑA”

Este es un un buen estiramiento si eres de los que tienden a encorvarse sobre la mesa. Sentado y colocando tus pies a la medida del ancho de tus caderas, presiona firmemente el suelo, apretando y flexionando los muslos. Deja las manos sueltas a ambos lados de tu cuerpo. Estira y alarga la columna vertebral, levantando el pecho hacia el techo y respira.

@Mai Lyn Ngo

POSTURA “LUNA CRECIENTE”

Un estiramiento lateral maravilloso para tu cuerpo. Sin levantarte de la silla, con ambos pies apoyados en el suelo a la medida del ancho de tus caderas: inhala y extiende los brazos al techo. A continuación, coge tu muñeca con el pulgar y el índice opuestos. Al exhalar, tira de la muñeca una y otra vez, mirando hacia abajo en la dirección opuesta.

 

@Mai Lyn Ngo

POSTURA “TWIST”

Mientras continúas sentado con los pies a la medida del ancho de tus caderas, bien erguido, presiona firmemente el suelo e inspira. Coloca la mano derecha encima de la la rodilla izquierda (Ver imagen). Mientras exhalas, gira y mantén la posición por un momento. Vuelve al centro y haz lo mismo con el otro lado.

 

@Mai Lyn Ngo

POSTURA “MUÑECA DE TRAPO”

Sentado con ambos pies apoyados en el suelo y separados a la medida del ancho de tus caderas, coje con la mano derecha el codo del brazo izquierdo y con la mano izquierda el codo del brazo derecho . Inclínate hacia adelante suavemente y deja que tu cabeza cuelgue por encima de los brazo (Ver imagen). Respira y afloja el cuello, sigue respirando y sacude la cabeza lentamente hacia ambos lados para liberar cualquier tensión. También puedes balancearte suavemente de izquierda a derecha. A continuación, suelta las manos hacia el suelo. Toma un respiro y exhala, luego lentamente vuelve a estirarte hacia arriba hasta quedarte sentado.

Estas posturas producen un efecto profundo sobre tu cuerpo y tu mente Liberarás tensiones y dolores físicos y tu mente se mantendrá lúcida para afrontar el día y realizar con eficacia tus tareas.

Si quieres conocer más posturas saludables, te recomendamos seguir a la gurú del yoga de las fotos: Mai Lyn Ngo.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar