Beneficios de la oficina compartida

Las oficinas compartidas se han ido extendiendo durante los últimos años para decir adiós a la soledad.  

Estos espacios permiten a profesionales, emprendedores y autónomos de diferentes sectores trabajar bajo un mismo techo.

La clave para entender su funcionamiento es que todos ellos pueden trabajar desde sus casas de forma individual, pero de esta manera se integran en un ambiente de trabajo productivo.

Desde nuestro Business Center en Barcelona hemos elaborado este artículo para que conozcas sus beneficios, a continuación te detallamos cuáles son:

 

Espacio a bajo coste

En primer lugar, les ayuda a reducir notablemente el coste de sus facturas al compartir gastos, y acaba con la frustración de no encontrar un local que se ajuste a sus necesidades. De esta forma, los habitantes de este espacio no se preocupan por los gastos en infraestructuras y los costes operativos. Adiós, recibos; bienvenida, tranquilidad.

 

Flexibilidad

La flexibilidad también es otra de las características implícitas en los espacios compartidos: al fijar un lugar de trabajo y establecer un horario, se mejora la conciliación de la vida personal y laboral. De hecho, la mayoría de espacios permiten un acceso las 24 horas del día los siete días de la semana, una gran ventaja para trabajadores autónomos o personas que trabajen los fines de semana y festivos.

Contactos profesionales

Las oficinas compartidas vienen de la mano del Networking, lo que permite a diferentes empresas establecer una red de trabajo y de contactos. Los trabajadores comparten proyectos, ideas e ilusiones para ofrecer o prestar servicios a otros coworkers. Esto, además tiene un valor añadido: la motivación diaria de aprender cada día algo nuevo y romper con la rutina del trabajo.

 

Eventos y creatividad

Más allá de los vínculos profesionales, están los personales. Las oficinas compartidas crean una especie de ‘comunidad’, con grupos de personas muy diferentes y diversas.

De esta forma, se incentiva el ocio y la formación entre los trabajadores, potenciando la profesionalización de los empleados.

Los espacios colaborativos suelen contar con cursos de formación y aprendizaje. La mayoría de estos espacios tienen salas para celebrar eventos privados, debates y talleres para potenciar la creatividad de todos los trabajadores que lo conforman. A su vez, esto repercute directamente en aportar ideas frescas e innovadoras entre todos. La comunidad que se forma permite que profesionales de diferentes ámbitos aporten sus opiniones y conocimiento.

En nuestro centro de negocios de Barcelona podrás encontrar estos espacios y disfrutar de los beneficios que estos conllevan.

 

 


Conoce sobre todos los servicios que te ofrece el business center Mitre Workspace ubicado en Barcelona, en el barrio de Sarrià-Sant Gervasi: