8 hábitos productivos

Por |2021-09-09T12:59:30+02:00septiembre 9th, 2021|Categorías: Sin categoría|Etiquetas: , , , , , , , , |

No dejes las cosas para después

El hábito es la práctica habitual de una persona, se dice que si aplicas un nuevo hábito durante 21 días lo interiorizas y se vuelve parte de tu rutina de forma automática.

Para crear ese hábito la repetición tiene que ser diaria, si dejas de hacerlo al décimo día, tendrás que poner el contador a 0 y volver a empezar a contar desde el día 1, por eso es mejor no fallar por más que nos cueste.

En este artículo os hablaremos de los 8 hábitos productivos de Ben Elijah que te ayudarán a gestionar mejor tu tiempo y poder ser más productivo en todo lo que te propongas.

1- MADRUGA

Aunque creemos que a nadie le gusta madrugar, una vez que coges ese hábito te empieza a encantar. Pero para eso tienes que tomar el hábito de acostarse antes para despertar fresco. Madrugar tiene muchos beneficios. Regulas tu cuerpo a los ritmos circadi anos, te acuestas con la luna y te despiertas con el sol, eso es la naturaleza de la vida. Despertarse temprano, en la calma de la mañana, activar tu cuerpo con deporte, desayunar y organizar tu día es una buena forma de empezar. Si creas este hábito te notarás con mucha más energía durante el día. El horario habitual es irse a dormir no más tarde de las 23h de la noche y despertarse no más tarde de las 6:30h. ¿Te atreves a probarlo?

2-PLANIFICA A CORTO PLAZO

Porque nunca sabes lo que puede pasar mañana planifica el hoy o como mucho la semana. Puedes planificar algo a 2 semanas vista y llegado el día, no apetecerte o tener algún imprevisto. 

 

3- ESTABLECE PRIORIDADES

¿Cómo saber cuáles son nuestras prioridades? La mejor forma de saberlo es haciéndote preguntas (esto vale para todo) hacerte preguntas a ti mismo es la mejor forma de saber.

Si sólo te quedan 2 horas de tu tiempo para hacer 4 cosas, ¿cuál harías primero? Tómate tu tiempo para pensártelo y hazlo. Lo importante es terminar lo que empieces y no acumularlo para el día siguiente, la tarea que crees que puedes hacerla en 2 días no es tu gran prioridad.

 

4- MÁRCATE PLAZOS ESTRICTOS

Como hemos comentado al principio si quieres conseguir un hábito tienes que ser constante con él. Hay que ser disciplinado y tener fuerza de voluntad, Si te has marcado 21 días, de nada sirve fallar antes porque al final pierdes todo lo que habías conseguido. Es importante valorar todo el tiempo invertido y lo poco que te queda para llegar donde quieres. 

“Mantén tus ojos en la línea de meta y no en la confusión que te rodea”

 

5- ELIMINA LAS TAREAS QUE NO SEAN IMPORTANTES

Todos tenemos interiorizadas unas rutinas mecánicas por comportamientos aprendidos, costumbres o inercia que no tienen ningún beneficio en nuestro día a día e incluso nos aleja de lo realmente importante. Es muy probable que todas las mañanas y noches hagas exactamente lo mismo. Os propongo que dediquéis un tiempo a observar cuales son esas rutinas y os propongais unas nuevas que puedan ser más útiles. Recuerda que se crean nuevos hábitos a través de la repetición.

6- ALÉJATE DE LAS DISTRACCIONES

Tarea difícil en los tiempos en que vivimos. Tenemos tantísimos inputs de distracción que cuando entramos en una pantalla de móvil y televisión se nos pueden pasar 3 horas de nuestro tiempo sin darnos cuenta. Esto es lo que más ralentiza nuestros propósitos  y productividad. 

Poner alarmas, límites de uso en las redes sociales. Establecer un horario y tiempo para dedicárselo a la luz azul que tanto nos gusta. Pero sobre todo, ser más conscientes de lo que estamos haciendo en ese momento nos ayudará a establecer límites.

 

7- TOMA NOTAS

Esta parte me encanta. Hacer listas de compra y tareas y tacharlas una vez hechas, ¿puede haber algo más satisfactorio? y no solo eso, apuntar ideas que puedas tener durante el día, cosas importantes, información útil.

 

8- RELÁJATE EN TU FIN DE SEMANA

Creo que esta parte me encanta más. Si has cumplido tus objetivos en la semana,el fin de semana es para descansar. El descanso es muy importante para todo, te ayudará a tener la mente más clara y el cuerpo más activo para afrontar la siguiente semana. Si no desconectas y haces algo diferente te sobrecargas y luego no puedes ser todo lo productivo y creativo que te gustaría. 

“Bienestar y eficiencia laboral”

Por |2021-07-06T10:35:52+02:00julio 5th, 2021|Categorías: Creative, Espacio de trabajo|Etiquetas: , , , , , , , |

Según una publicación del Journal of Work and Organizational Psychology. Las perspectivas sobre las fuentes de felicidad e infelicidad centran su atención en el ambiente y otras en los pensamientos y sentimientos de los individuos.

La felicidad y la infelicidad se originan en uno mismo. 

Hablan de varios puntos importantes en los que una persona puede encontrar la felicidad o la infelicidad en el trabajo, por ejemplo:

  1. Control con la confianza de tus superiores a la hora de trabajar de forma autónoma y tener libertad en la toma de decisiones. 
  2. Habilidades: Poder desarrollar tus habilidades y poder contar con nuevos conocimientos
  3. Cocimientos  Sentirte identificado con lo que haces, ponerte pequeñas metas y desafíos a corto plazo.
  4. Confianza Crear un modelo de trabajo teniendo claridad del entorno, comunicación con el equipo de trabajo, retroalimentación.
  5. Seguridad obtener pagos por resultados y valía. Tener un buen espacio de trabajo adecuado.  Herramientas y recursos que faciliten el trabajo. Trato justo por parte del supervisor y preocupación por el bienestar.
  6. Crecer oportunidad de promocionarse

El patrón “demasiado de algo bueno” puede convertirse  en malo.

Por contrapartida un reciente estudio realizado también por el Journal of Personality and Social Psychology, dice que “Ser eficiente en el trabajo no paga” describen cómo los mejores y más eficientes empleados terminan yéndose de las empresas porque sus superiores en vez de hacerles reconocimientos que les representen valor real, les asignan más responsabilidades y de mayor dificultad. Olvidándose de compensarlo con un mejor cargo, mayor salario o mejores condiciones generales.

CONTROL al cargar al trabajador con responsabilidades a la hora de tomar decisiones importantes, le lleva a hacer uso de HABILIDADES complejas, que acaban sobrecargándolo. Lo cual puede hacerle perder la CONFIANZA ya que generaría una situación difícil de manejar, impidiéndole llegar al objetivo esperado y perder la SEGURIDAD para poder comunicarse con su equipo ya que el estrés le produciría una baja concentración perdiendo de vista la perspectiva para poder CRECER como profesional.

Al final cada persona es un mundo y todo es cuestión de encontrar un equilibrio.

Fuentes del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Ir a Arriba