9 Consejos para Comer Bien en la Oficina

By | julio 5th, 2017|Categories: Sin categoría|Tags: , , , , , |

9 Consejos para Comer Bien en la Oficina.

Cada vez somos más los que hemos pasado del bocadillo o del menú de mediodía del restaurante al tupper de comida casera.

¿Cuáles son las ventajas del “menú del tupper”?

Traer la comida preparada de casa nos aporta muchas ventajas:

Es más económico. Uno de los aspectos más importantes y que ha llevado a muchos a optar por este “menú” es el ahorro que supone a lo largo del mes. Antes, quedarse a comer en el trabajo era sinónimo de gasto, pero con la dieta del tupper este concepto ha sido desterrado.

Es más saludable. Al eliminar el factor económico y ante la posibilidad de elegir nuestro menú diario, es posible llevar una dieta más saludable y equilibrada. Anteriormente, se solía recurrir a la comida rápida, al ser la opción más económica, la cual no cubría debidamente los nutrientes necesarios para nuestro organismo.

Creamos rutina. Otra de las grandes ventajas de la dieta del tupper es la de permitirnos crear una rutina con unas pautas alimentarias correctas. Organizar la comida de la semana tan solo nos llevará unas horas y podremos elegir un menú que cumpla con nuestra dieta diaria.

Consejos para comer bien y variado en la oficina, si además queremos comer equilibrado y sabroso:

  1. No hay que pensar en el tupper como un recipiente donde echar todo aquello que tenemos por la nevera. La comida que preparemos debe aportarnos proteínas, carbohidratos, vitaminas, grasas y fibra, igual que una comida equilibrada en casa.

  2. Lo mejor es que escojamos ingredientes que aguanten bien el estar a temperatura ambiente.No en todos los trabajos podemos tener una nevera a nuestra disposición. Cuando elijamos carnes o pescados debemos asegurarnos de que estén perfectamente cocinados.

  3. Si preparamos ensaladas, lo ideal es rociar nuestras verduras con un poco de limón para que no ennegrezcan. También es mejor aliñarlas justo antes de consumirlas, así se mantendrán frescas más tiempo.

  4. Ingredientes como pasta hervida, arroz blanco, legumbres, tortillas, croquetas son buenísimas opciones para incluir en el tupper.

  5. De postre, elegir alguna pieza de fruta u optar por vasitos de crema o yogur, pero siempre si disponemos de nevera.

  6. Si en el tupper no incluimos demasiados alimentos con proteínas (como la carne o el pescado), intentaremos tomarlos por la noche para compensarlo.

  7. Tendremos que hacernos con un tupper del tamaño adecuado para una comida, si compramos uno demasiado pequeño nos quedaremos con hambre y si es demasiado grande, la comida se irá moviendo como si estuviera en una lavadora.

  8. También es buena idea guardar o comprar frascos pequeños de cristal con tapa hermética que sirvan para llevar desde salsas y aliños hasta postres, que permitan  darnos un capricho cada día.

  9. No por “comer de tupper” debemos comer como autómatas delante del ordenador. Intentemos buscar un lugar cómodo y agradable ¡ah! y en una mesa por favor, nunca de pie.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar